Saltar al contenido

Cómo afeitarse por primera vez en 4 pasos

Afeitarse por primera vez es toda una experiencia. Significa que estás dejando de ser un niño y comienzas a ver cambios en tu cuerpo que muestran este crecimiento. Uno de estos cambios, es que empiezan a crecer los primeros pelos en el bigote y en la barba.

Afeitarnos es algo que nos va a acompañar durante toda la vida y lo mejor es aprender a hacerlo bien desde un principio. Por eso, aquí detallamos una guía paso a paso, para que consigas el afeitado perfecto.

Tabla de Contenidos

¿Qué vamos a necesitar para nuestro primer afeitado?

Afeitadora

Probablemente si este es tu primer afeitado, no tengas demasiada barba. Por lo que en este caso recomendamos usar una afeitadora tradicional descartable (o reutilizable) o rastrillo como se lo conoce comúnmente.

A medida que pasen los años y empiece a crecer mayor volumen de barba es cuando se debería pensar en adquirir una afeitadora eléctrica para lograr un buen afeitado al ras, con buen apurado y de forma rápida. Pero para afeitarse por primera vez no será necesario.

Rastrillo

Espuma de afeitar

Para tu primer afeitado te recomiendo que utilices crema de afeitar. Hay personas que utilizan jabón o solamente se afeitan con un poco de agua.

Con el tiempo verás si es necesaria o no para vos, dependiendo de la sensibilidad de tu piel, pero como es la primera vez, es mejor prevenir cualquier tipo de lastimadura.

Hay espumas de afeitar muy buenas como la de la marca Gillette.

Espuma Gillette

Acceso a agua

Para afeitarse siempre lo mejor es tener la cara un poco húmeda para abrir un poco los poros y no lastimar la piel, además, la vamos a necesitar para limpiar el exceso de crema de afeitar que quede en la cara

Paso 1

Si es la primera vez que vas a utilizar tu rasuradora, lo primero es abrir el grifo con agua tibia y mojar un poco las cuchillas de tu afeitadora manual.

Mientras tanto, puedes aprovechar y mojarte un poco la cara o directamente la zona que vas a afeitar, para que la piel quede mejor dispuesta al corte.

Paso 2

Lo siguiente es aplicarse la crema o gel de afeitar.

Hay que agitar un poco el frasco siempre que lo vayas a utilizar.

Una vez hecho esto, nos pondremos un poco de espuma en la palma de nuestra mano y frotaremos ambas manos para que nos quede el producto bien distribuido.

Lo que sigue es aplicarse la crema en la zona donde nos crece el vello. Luego ya nos podemos enjuagar las manos para quitar el excedente.

Tip: No es necesario aplicarse mucha espuma, es simplemente lo necesario para cubrir la barba.

Paso 3

Llegó el momento. Vamos a agarrar el rastrillo y vamos a comenzar a pasarlo por nuestra barba.

El movimiento puede ser de dos formas. Lo podemos realizar en sentido contrario al nacimiento del cabello, lo que permite un afeitado al ras, o en la misma dirección al nacimiento del cabello, lo que no genera un afeitado tan al límite.

Vas a pasar la afeitadora por la misma zona las veces que creas necesarias, hasta que quede libre de pelos. Esto muchas veces va a depender del estado de la rasuradora, por lo general si es una nueva, con una pasada ya queda casi limpio.

A medida que se realizan las pasadas, verás que la máquina junta espuma y pelos, por lo que después de 2 o 3 pasadas lo mejor es enjuagarla un poco para limpiarla.

Paso 4

Una vez que terminamos de afeitarnos, lo único que queda es enjuagarnos la cara para dejarla limpia y ver que el corte resultó como nosotros queríamos.

También debemos limpiar bien nuestro rastrillo para que quede higienizado para nuestro próximo afeitado.

Consejo

Es importante cuidar nuestra piel y nuestra salud. Es importante que las rasuradoras, afeitadoras eléctricas, navajas o lo que sea que vamos a usar para afeitarnos, sea un elemento personal que no haya sido utilizado antes por otra persona.

Muchas enfermedades se transmiten a través del contacto con la sangre y, al afeitarnos, no estamos haciendo otra cosa que pasarnos cuchillas muy al ras de nuestra piel. Esto puede generar pequeñas lesiones que provoquen un leve sangrado que luego puede quedar en nuestra máquina.

Una afeitadora en buenas condiciones también es importante. Realizarle los mantenimientos correspondientes o descartar los rastrillos después de cierta cantidad de usos va a permitir que no nos afeitemos con cuchillas oxidadas o con bacterias.

Por eso, es una parte clave del proceso, entender la importancia de no afeitarse con lo primero que encontramos.


Mira las mejores afeitadoras eléctricas para el 2023 haciendo click aquí